• facebook
  • instagram
  • twitter
  • youtube

Atenas, Grecia

Mayo de 2014, dejamos para el final de nuestro viaje la ciudad de Atenas, fue nuestro último destino en el viaje que realizamos por Europa. Permanecimos allí solo 1 noche y menos de 2 días.

Vista ciudad de Atenas

Volamos desde el pequeño aeropuerto de Santorini al Aeropuerto Internacional Eleftherios Venizelos de Atenas. El vuelo fue corto, duró aproximadamente unos 45 minutos.
Desde el aeropuerto tomamos el subte hasta la estación Kat donde Philip, el papá de nuestra amiga griega María, nos estaba esperando. Ese fue nuestro 1er encuentro en persona con él pero nos dio un caluroso abrazo y una linda bienvenida, como si nos conociéramos de toda una vida. Tuvimos la suerte de que hablara inglés porque su idioma materno es el griego.
Conocí a María en una clase de Zumba (baile) en la ciudad de Toronto en el año 2013. Es griega pero habla perfecto y fluido español, su acento es una mezcla de mexicano y español. Además de hablar griego (su 1er lengua) y español también habla 4 idiomas más: inglés, francés, italiano y mandarín, 6 en total, sí es poliglota, increíble pero real!
En la ciudad de Atenas, Philip nos llevó en su auto hasta su casa, allí conocimos al resto de la adorable familia ateniense. Matina, su esposa también nos recibió con un abrazo y nos dio una bonita bienvenida. También conocimos a los hermanos gemelos de María: Tasos y Valy que además de recibirnos muy cálidamente nos sorprendieron porque hablaban castellano e inglés. Ellos fueron nuestros guías turísticos durante nuestra corta estadía en la ciudad. Nos falto conocer a la última integrante de la familia que estaba de viaje, Vana, otra de las hermanas de María.
Esta hermosa familia griega fue muy generosa y cálida al brindarnos alojamiento y comida en su casa. Fueron excelentes anfitriones. La comida casera que preparó Matina estaba deliciosa y fue exageradamente abundante. Nos sentimos como en casa, rodeados por la familia y el afecto. Nos dimos cuenta de que las culturas latinas y griegas tienen mucho en común por la calidez de su gente, las comidas compartidas, los abrazos, besos y el disfrute de las reuniones sociales. ¡Descubrimos que no sólo los españoles e italianos se parecen a los latinos sino que los griegos también!

Grecia forma parte de la Unión Europea por lo que su moneda local actual es el euro. Atenas es su capital y actualmente es la ciudad más grande del país. La historia de Atenas se remonta a más de 3.000 años y hoy en día es una de las ciudades habitadas con más antigüedad.
Imposible olvidarnos de los 3 grandes hombres Griegos, entre otros, que han hecho aportes significativos a la evolución de la humanidad como Sócrates, Platón y Aristóteles.
Si tuviéramos que describir la ciudad hoy brevemente, diríamos que la moderna Atenas se construyo alrededor de la antigua Acrópolis, encerrándola en un círculo como brindándole tributo a sus viejas ruinas y todo ello con el Mar Egeo como testigo de fondo.

Vista de la ciudad desde la Acrópolis

Nos parecía increíble estar pisando lugares que sólo habíamos visto en los libros de Historia durante nuestra época de estudiantes en nuestra niñez y adolescencia. La historia se nos hizo más palpable, se nos hizo más real. Fue muy emocionante estar parados frente a la ciudad en la que surgió la democracia y el origen de la civilización occidental.

Entrada Acrópolis

Gracias a la ayuda de nuestros amigos griegos que oficiaron de guías turísticos locales, Tasos y Valy, pudimos recorrer los puntos más importantes de la ciudad en un sólo día. Fuimos en auto hasta el centro de la ciudad y allí realizamos nuestro trayecto caminando.

Primero, recorrimos algunas calles del centro de Atenas y nos encantó la activa vida social de su barrio céntrico.

Avenida Ermou

Calles y avenidas repletas de negocios, puestos callejeros llenos de productos con recuerdos o suvenires de Atenas seguramente para los turistas, bares, restaurantes con patios repletos de gente disfrutando de sus tragos, comidas y muchas reuniones sociales. El tráfico bastante caótico, ruidoso y desorganizado nos recordó a las grandes ciudades de América Latina. La Avenida Ermou, que comunica la Plaza Syntagma con el barrio de Monastiraki, es una de las calles más comerciales de la ciudad, es un lugar muy transitado tanto por turistas como por atenienses, especialmente en su parte peatonal.

Luego, caminamos hasta llegar a la Plaza Syntagma o Plaza de la Constitución. Esta plaza fue construida en tiempos antiguos y hoy sigue estando en el centro de la actividad política y social en la Atenas moderna. Nuestros amigos nos contaron que es la plaza más famosa y concurrida de la ciudad y que siempre está pasando algo en la Plaza Syntagma en el centro de la ciudad.

Plaza Syntagma

Además de tomar fotos en esta emblemática plaza también pudimos presenciar el cambio de guardia en el edificio del Parlamento Griego, que se lleva a cabo cada hora, todos los días. La ceremonia completa con uniformes oficiales se realiza todos los domingos a las 11 hs.

Parlamento Griego

Siempre hay gente mirando esta tradición. Es aconsejable llegar temprano para encontrar un buen lugar para observarla. Particularmente a los niños les encantan los movimientos sincronizados. Los guardias llevan túnicas y faldas tipo kilt, sombreros rojos, medias blancas y llamativo calzado decorado con borlas. También se puede apreciar la solemne Tumba del Soldado Desconocido que está protegida y permanentemente custodiada por los soldados que se resguardan en las garitas blancas con techos azules que están a los costados.

¿Cómo llegar?: La estación del metro Syntagma conduce directo a la plaza.
Esta estación es la más céntrica y principal de Atenas, esta terminal es el núcleo del transporte público de la ciudad: autobuses, trolebuses, tranvías y el metro hacen parada allí.

 

En el camino, entre la plaza y la Acrópolis y desde unos 80 metros de distancia aproximadamente vimos el Templo de Zeus Olímpico.

Templo de Zeus

Éste se ubica a unos 500 metros al sureste de la Acrópolis y a unos 700 metros al sur de la Plaza Syntagma. Fue construido en tiempos antiguos para rendir homenaje al padre de todos los dioses del Olimpo. Solo 15 de las 104 columnas corintias originales siguen en pie, pero nos dieron una idea del imponente tamaño que tenía el templo.

Columnas Templo de Zeus

Templo de Zeus

La mayor parte de la estructura probablemente fue destruida durante un terremoto en la época medieval y una de las columnas se derrumbó durante una tormenta en 1852. Éstos fueron los 1eros restos arqueológicos de gran dimensión que vimos en nuestra visita a Atenas.

Seguimos caminando unos pocos metros más hasta llegar al hermoso Jardín Nacional de Atenas que está situado en la parte trasera del Parlamento y de la Plaza Syntagma y continúa hacia el sur a la zona donde se encuentra el Zappeion, frente al Estadio Olímpico Kalimarmaro de los Juegos Olímpicos de 1896, donde se llevaron a cabo los 1eros Juegos Olímpicos de nuestra era moderna.

Jardin Nacional de Atenas

Nos explicaron que esta zona verde histórica se convierte en un lugar de ocio habitual para los atenienses, ya que es una amplia porción de naturaleza completamente rodeada por el constante caos urbano que envuelve a la capital de Grecia. Es como un pulmón para la ciudad.

Luego, continuamos nuestro recorrido hasta el Museo de la Acrópolis y allí nos despedimos de nuestros amigos y guías turísticos dándoles las gracias por las explicaciones, por el paseo y especialmente por su grata compañía.

Museo de la Acrópolis

Gracias a ellos que nos recomendaron ir al museo y a los folletos que nos dieron en el lugar, descubrimos algunos datos muy interesantes:
El Museo de la Acrópolis es uno de los principales museos arqueológicos de Atenas y es también considerado uno de los más importantes del mundo. Es un edificio muy bonito y especial por combinar las ruinas antiguas con la arquitectura moderna. Fue construido para albergar y preservar los hallazgos arqueológicos de la colina de la Acrópolis y sus inmediaciones. El antiguo museo se encontraba en el interior de la acrópolis pero debido a sus pequeñas dimensiones se propuso la construcción de este nuevo museo de mayor tamaño fuera de la Acrópolis. Este nuevo edificio fue reinaugurado en el año 2009.
Está ubicado en el histórico barrio de Makrigiannis, muy cerca del centro de Atenas (2 km) y muy próximo a la estación de metro Acrópolis. Está situado 300 metros al Sur de la Acrópolis, formado por 3 plantas, además fue especialmente construido para soportar riesgos sísmicos.
En la planta baja están los restos arqueológicos hallados que se pueden observar desde las pasarelas del 1er piso. A través del cristal del interior del museo se puede observar la vista de la ciudad de la Acrópolis.
Además de la exposición de la colección permanente el museo también dispone de otros espacios tales como salas de exposiciones temporales, una sala de realidad virtual, una sala de lectura, una sala de familia (para amamantar o cambiar pañales de bebés o niños), restaurante con terraza exterior, cafetería y tiendas con objetos relacionados al museo y su temática.
El Uso de teléfonos móviles no está permitido durante la visita al lugar, sólo en algunas aéreas como: el recibidor, el restaurante y la cafetería.
Está permitida la toma de fotografías no profesionales en casi todo el museo a excepción de 2 Salas (Ladera de la Acrópolis y Obras Arcaicas). No se permite el uso de flash ni de equipamiento (trípodes, dispositivos de iluminación) dentro del sitio. Tampoco está permitida la publicación de fotografías, por ese motivo, no pudimos publicar fotos del museo en nuestra página web.

Costo de la entrada: €5 euros por persona.
Es un museo de muy buena calidad y el precio de su entrada es barato.
Consultar en la página oficial del museo más información acerca de entradas reducidas o gratuitas, acceso para personas con movilidad reducida, visitas escolares y grupales.

Horarios: Varían según los meses del año, de Abril a Octubre y de Noviembre a Marzo.
Para mayor exactitud consultar en la página oficial del Museo.

¿Cómo llegar?: Se puede llegar a ella en transporte público utilizando la línea roja del metro y bajándose en la estación Acrópolis.
Después de recorrer el museo y de disfrutar de un café y merecido descanso en la terraza de la cafetería del lugar, nos dirigimos caminando (ya que es cerca 300 metros al sur) a la antigua ciudad griega.

Cafetería del Museo

Cafetería del Museo

Vista de la Acrópolis desde el bar del Museo

 

Si bien les vamos a brindar algunos datos históricos, no es para asustarse, porque no es nuestra intención darles una clase de Historia ni de Arquitectura, pero para entender un poco mejor acerca de lo que estamos hablando, necesitamos refrescar nuestras memorias y repasar a grandes rasgos algunos de los datos más importantes de la cultura griega a medida que vamos avanzando por este recorrido.

Acrópolis significa “ciudad alta”. Recordemos que en la antigüedad construían las ciudades estratégicamente en lo alto de las colinas como mecanismo de defensa ante los posibles atacantes.

Entrada Acrópolis

Atenas fue, en la época clásica, una ciudad extraordinariamente animada, debido a la vitalidad y al dinamismo creador de sus habitantes. Era la sede del poder y el lugar de residencia de los reyes. Varios templos se levantaron entonces en su interior pero fueron destruidos por los persas a principios del S.V.
En la actualidad, la antigua ciudad griega o Acrópolis esta elevada en el centro de la moderna ciudad de Atenas. Para nosotros fue muy interesante ver ese contraste entre lo antiguo y lo moderno, entre las ruinas arqueológicas y la moderna arquitectura ateniense. Es esa mezcla lo que le da una personalidad única a la ciudad. Durante la noche, la vista de la Acrópolis iluminada en lo alto de la ciudad es realmente un espectáculo imperdible.

Para recorrer este lugar hay que caminar bastante, colina arriba, a la intemperie (bajo los rayos del sol si es que toca un día soleado) y además hay que subir muchas escalinatas, por eso, es aconsejable utilizar calzado cómodo (zapatillas), ropa cómoda (fresca o abrigada dependiendo de la época del año) y llevar agua. El lugar cuenta con algunos lugares con árboles y bancos para descansar.

Costo de la entrada: €20 por persona.
En invierno (del 1ero de Noviembre al 31 de Marzo) el precio se reduce al 50%, o sea que el costo de la entrada queda en €10.
Pagan €10 por sus tickets (€5 durante el invierno): Menores de 18 años (con documentación que lo demuestre), estudiantes y otros (mayores de 65 años, menores de 18 años, profesores acompañando a grupos de estudiantes, acompañante de personas discapacitadas, estudiantes universitarios o terciarios)
Los tickets de entrada cubren todas las estructuras del sitio arqueológico y sólo se venden en la oficina del lugar.
Es aconsejable llegar temprano para evitar el calor del verano y las multitudes que visitan el lugar durante todo el año.

Horarios: 8 – 20hs. Tener en cuenta que el último horario de ingreso es a las 19.45hs
Consultar en la página web oficial acerca de los días donde la entrada es gratuita.
También hay entrada gratis en determinados casos, ejemplos: escuelas, periodistas, estudiantes, etc.

¿Cómo llegar?: se puede llegar a ella en transporte público. Estación de metro Acrópolis de la línea roja.
Personas con discapacidad consultar por uso de ascensores.
Antes de viajar, siempre consultar la página web oficial porque los datos pueden ir variando.

 

Seguimos caminando y nos encontramos con las llamativas gradas del Teatro de Herodes. El Odeón de Herodes Ático es un edificio para audiciones musicales, erigido en el año 161 gracias a la gran fortuna del cónsul romano Herodes Ático, que lo hizo construir en memoria de su mujer, Aspasia Annia Regilla, muerta el año anterior.

Teatro de Herodes

Continuamos avanzando cuesta arriba y nos encontramos con las enormes escalinatas del Propileos. Único acceso occidental a la Acrópolis. Fue construido en el marco del programa monumental de Pericles entre 437 a.C. y 431 a.C.


Un poco más en lo alto de la colina nos encontramos con el Erecteon. Es un templo griego erigido en el lado norte de la Acrópolis de Atenas en honor a los dioses Atenea Polias y Poseidón y a Erecteo, rey mítico de la ciudad. Su nombre significa “el templo de Erecteo”. Se construyó entre 421 a.C. y 406 a.C.

Erecteon

De este monumento lo que más nos llamo la atención fue la parte que da al sur, llamado Pórtico de las Cariátides, porque su techo esta sostenido por 6 estatuas de mujeres que soportan su peso con sus cabezas. Son utilizadas como columnas. Según la historia, estas mujeres representarían a las habitantes de Karys o Caryae en el Peloponeso.

Pórtico de las Cariátides

Esta ciudad había colaborado con el invasor persa, por lo cual los atenienses le declararon la guerra y vendieron a sus mujeres como esclavas. Para que sirviera de ejemplo, estas estatuas están esculpidas en mármol para recordar la suerte de los que colaboraron.

Y por último, y como broche de oro para el cierre de nuestra visita a la Acrópolis, en la cima de la ciudad, nos topamos con el imponente Partenón:


Probablemente es el símbolo arquitectónico más popular de la antigua Grecia y el que todos más recordamos haber visto en nuestros libros de Historia.
Era un templo dedicado a la diosa Atenea Parthenos, a cuyas manos se confió el destino de la ciudad.
La construcción del Partenón duró 9 años, del 447 al 438 a.C. Transformado en depósito de pólvora por los turcos y explotó en 1687.
En la actualidad el lugar se está renovando y se pueden observar algunos andamios que tapan algunas vistas para tomar fotografías.
Turistas de todo el mundo llegan hasta este monumento para tomar fotografías o simplemente mirar con asombro las columnas dóricas, las estatuas y los detallados relieves tallados en su mármol blanco que con el paso del tiempo y el natural desgaste ha cambiado su color y hoy se ha tornado color ocre claro.

Partenón

 

Estar parados allí delante del Partenón nos parecía increíble, era como estar dentro de una película con guión similar a la de “Volver al Futuro” (Back to the Future), era como estar realizando un viaje al pasado.

Partenón

Pudimos recorrer los puntos más importantes de la ciudad de Atenas gracias a nuestros amigos locales expertos. Sin la ayuda de ellos probablemente no hubiéramos recorrido tanto en solo 1 día.
No sólo la mezcla de lo antiguo y lo moderno sino la amabilidad de su gente, dan una personalidad única a esta bella ciudad llena de historia, cultura y arte.

¡Nuestra experiencia allí fue fugaz pero a la vez muy grata!