• facebook
  • instagram
  • twitter
  • youtube

Cataratas del Niágara, Canadá

 

 

Amanecer. Vista panorámica Cataratas del Niágara. Cortesía Beatriz M.

Lado canadiense en verano

Viviendo en la ciudad de Toronto, hemos visitado varias veces las Cataratas del Niágara, debido a que están solo a 125 km de distancia, lo que en coche representa cerca de 1 hora y 30 minutos aproximadamente.

Narcisos blancos y amarillos

Peces de colores

Nunca deja de sorprendernos con su belleza, su color verdoso azulado, el ruido estruendoso del gran caudal de agua, las gotitas salpicándonos y la gran cantidad de visitantes que congrega. Si bien el paisaje es el mismo, son diversos los cambios con los que podemos encontrarnos dependiendo de las distintas estaciones del año y del clima. Durante los días soleados el agua del río se torna de un color verde petroleo intenso, durante la primavera en los parques de alrededor florecen los narcisos blancos y amarillos junto al estanque con peces de colores, casi siempre podemos ver el arcoíris porque se produce una constante llovizna por el efecto de la caída del agua, en contraposición, en invierno algunas partes se tornan blancas por la nieve y en algunos

Invierno cataratas congeladas

casos hasta se congelan y durante las noches están iluminadas con luces que van cambiando de color. Si bien es un espectáculo muy bonito, tengo que confesarles que en mi opinión, no superan el impacto y la belleza de las Cataratas del Iguazú, que comparten la frontera de Argentina y Brasil y que son las de mayor caudal del mundo con una la caída de 80 metros de altura (cascada Garganta del Diablo). Son varias las diferencias entre ambas cataratas pero el golpe que genera el descenso abrupto del agua en la Garganta del Diablo es paralizante, imponente, deslumbrante, emocionante, deja sin palabras. Las Cataratas del Iguazú se “viven” desde adentro del Parque Nacional Iguazú que forma parte de la selva Paranaense y se caminan por sus pasarelas por encima del agua en un interactuar directo con la naturaleza (flores, vegetación, mariposas, pájaros, etc.), por el contrario, las del Niágara, sólo se ven desde un gran veredón de cemento realizado por la mano del hombre. Quizás esta descripción no alcance a explicar las dimensiones pero los que tuvieron la oportunidad de visitar ambas bellezas naturales podrán entender perfectamente a lo que me estoy refiriendo.

Lo positivo del ingreso a las cataratas del Niágara es que es libre y gratuito, no se paga entrada para verlas, tampoco hay límites de horarios porque se ven desde la calle o veredas anchas.

Están ubicadas en la frontera entre Estados Unidos y Canadá, en la región de los Grandes Lagos. Al noroeste

Río Niágara

de Estados Unidos y al sureste de Canadá. Situadas a unos 236 metros sobre el nivel del mar, su caída es de 57 metros con una velocidad de 40 km por hora. El río Niágara está alimentado por los ríos Erie y Ontario, convirtiéndose en una gran fuente de energía para las poblaciones cercanas.

Sus orígenes se remontan a la época de la glaciación (10.000 años atrás), cuando un enorme glaciar avanzó sobre el este de Canadá moliendo rocas y suelo como una gran máquina excavadora.

A simple vista sólo se visualizan 2 grandes cascadas pero son 3 en total: las canadienses que poseen la caída

Lado canadiense

de agua más caudalosa y más bonita situadas en la provincia de Ontario; las estadounidenses que están en la provincia de Nueva

Lado norteamericano y Velo de Novia

York y las más pequeñas que pasan desapercibidas por su cercanía a las americanas que se les denomina Velo de Novia.

Son populares porque a pesar de las adversas condiciones climáticas, durante el invierno, siempre hay visitantes admirándolas, se calcula cerca de 12 millones de turistas por año y además porque dio lugar a escenas de famosas películas que fueron filmadas en esa locación, por ejemplo Superman II (donde el héroe rescata volando a Lois Lane), Piratas del Caribe (En el fin del mundo) y la clásica película Niágara con Marilyn Monroe.

Calle principal Niágara

Del lado canadiense, Niágara es un pueblo pequeño y su principal actividad es el turismo. El centro es muy reducido y está repleto de hoteles, casinos, restaurantes, bares (Hard Rock Café, Planet Hollywood, The Guinness Record Museum, Rainforest Café) y tiendas con souvenires para llevar recuerdos del lugar (imanes, llaveros, globos de nieve, remeras, etc.)

El paseo en bote es imperdible (cuando el clima lo permite).

Listo para tomar el bote “Maid of the Mist”

Nosotros lo tomamos en el mes de Abril, nos dieron impermeables (gratis) pero igualmente terminamos mojados porque el barco se acerca casi al pie de la caída de agua por lo que es imposible no mojarse con las gotas y el viento que genera la fuerza del agua. Al término de la excursión y mojados el frío se siente aún más.

Nombre de la empresa: Maid of the Mist

Duración del viaje: 20 minutos

Si el clima lo permite, las salidas son cada 15 minutos.

Costo del ticket: $18.25 dólares estadounidenses (mayores)

$10.65 niños entre 6 – 12 años

De Abril a principios de Noviembre permanece abierto, durante el resto del mes de Noviembre y durante los meses de Diciembre, Enero, Febrero y Marzo cierra por las condiciones climáticas.

Consultar informacion exacta en la página web del sitio porque varía constantemente.

 

¿Cómo puedo llegar desde Toronto a las Cataratas del Niágara?

Auto:

Duración: 1h 20 minutos

Costo: $150 dólares canadienses por día (incluye costo del alquiler del auto, impuestos, seguros y combustible)

Tener al día licencia de conducir y en el caso de extranjeros tener el permiso internacional de manejo.

Nombre de Empresas de alquiler: Enterprise, Hertz, Thrifty, Avis, Alamo, entre otras. Nosotros preferimos utilizar Enterprise o Thrifty porque ofrecen el costo mas conveniente.

Colectivo:

Duración: 1hs y 30 minutos

Costo: $37 dólares canadienses (1 adulto, ida y vuelta)

Si se compra el ticket desde la página web es más barato que sacarlo en persona en el lugar.

Nombre de Empresa: Greyhound

Tren:

Duración: 2hs y 30 minutos

Costo: $50 dólares canadienses (1 adulto, ida y vuelta)

Nombre de Empresa: Via Rail (sistema de tránsito que opera en todo el país)

Tren de la ciudad:

Duración: 2hs y 30 minutos

Costo: $37.50 dolares canadienses (1 adulto, ida y vuelta)

Nombre de Empresa: Go train (sistema de tránsito público interregional de la provincia de Ontario)

Excursiones a Niágara Falls:

Duración: 1 día

Costo: $70 (1 adulto)

Nombre de Empresa: CitySighseeing Toronto

 

Además de disfrutar del paisaje de las cataratas también se puede ir de compras tanto del lado de Canadá como de Estados Unidos. En las 2 ciudades fronterizas existen Shopping Malls, del lado canadiense, se llama Outlet Collection of Niagara. Tener en cuenta que es al aire libre, sin techo, no es conveniente ir cuando llueve, nieva o hace mucho frío. En cambio, el que está en Estados Unidos es cubierto y su nombre es Fashion Outlet of Niagara Falls. Para acceder a ellos se puede tomar el Puente Arcoíris (RainBow), caminando, en bicicleta o en coche.

Puente Arcoíris hacia Estados Unidos

Llevar pasaportes y visas (en el caso de necesitarlo) actualizados. En ambas fronteras son muy estrictos con los controles.

Los precios, por lo general, son más baratos que en las grandes ciudades. Suelen ser mejores del lado americano, aunque hay que tener en cuenta que si regresan a Canadá deben declarar lo que compraron del lado de Estados Unidos. Y si se excede el límite establecido se debe abonar impuestos.

Si pasean por Toronto, no pueden dejar de visitar Niagara Falls, es un paseo casi obligatorio, imperdible!

 

Video Cataratas del Niágara vista panorámica cortesía Beatriz M.