• facebook
  • instagram
  • twitter
  • youtube

Positano, Costa Amalfitana, Italia

 

 

Positano, el pueblo favorito de las sirenas

Ingresamos a la Costa Amalfitana en automóvil con un servicio de Taxi limo, provenientes de la ciudad de Nápoles, y una de las primeras cosas que nos llamó la atención fue divisar a lo lejos una isla con forma de delfín. Nuestro chofer y guía local nos explicó que en la actualidad esa isla es propiedad de un magnate italiano y es posible alquilarla sólo para fiestas o eventos un par de semanas al año aunque su valor es casi inaccesible, sólo para algunos privilegiados.

Además, nos contó la historia de una leyenda mitológica sobre las sirenas que habitarían en esta isla situada estratégicamente frente a Positano para poder contemplar a diario la belleza de ese pequeño pueblo tan pintoresco.

El nombre de la isla es Li Galli o Le Sirenuse pero se la conoce popularmente como Isla Delfín ya que las rocas tomaron naturalmente la forma de ese animal. Se ubica entre la Isla de Capri y Positano y fue propiedad de bailarines rusos, por ese motivo siempre se la vincula al ballet y al arte.

Tanto si se arriba a Positano por mar como por carretera, el paisaje es extraordinario. Nosotros viajamos desde Nápoles y al ingresar a la Costa Amalfitana nos encontramos con una sinuosa y estrecha calle casi colgando de los acantilados pero con una vista panorámica única e impactante de casas, hoteles y mansiones de color ocres, blancas y rosadas que parecían estar colgadas y que asomaban al intenso mar azul Tirreno para luego fundirse con el resto del Mediterráneo. Un paisaje imborrable de nuestras retinas.

 

Positano, un lugar inolvidable

Visitamos Positano a comienzos de la primavera, una de las mejores épocas para recorrerlo y disfrutar del sol y de sus playas pero no aún del mar ya que la temperatura del agua está un poco fría. El verano es una estación ideal para las vacaciones, aunque los lugareños nos comentaron que la zona se llena de turistas, tanto de los locales como también de los que proceden de todas partes del mundo, resultando un poco incómodo el lugar.

En primavera, la vegetación ocupa un lugar protagonista embelleciendo aún más el paisaje, las enredaderas popularmente conocidas como Santa Rita o Buganvilias explotan de flores vistiendo los frentes de las casas, hoteles y bares de tonalidades fucsia, naranja y blancas que contrastan con el intenso mar azul y las construcciones de colores pasteles del lugar.

Este pequeño pueblo de cara al Mar Tirreno no supera los 4.000 habitantes y junto con los pueblos de Ravello y Amalfi es el destino turístico más visitado de la Costa Amalfitana.

Se encuentra en la región de Campania, a la orilla del Golfo de Salerno y a 40km de Nápoles.

Este lugar de ensueños fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco, desde el año 1997, con el resto de los municipios que dan forma a la Costa Amalfitana.

Un pueblo, una sola calle

El tráfico en general es caótico debido a que el pueblo posee sólo una calle y todos están obligados a transitar por ella; no existen los caminos alternativos. Todos convergen en esa misma calle: autos, motos, autobuses, peatones, ciclistas, en fin, todos! Por esta razón, es muy común encontrar autos muy pequeños sólo para 1 ó 2 personas, y hasta autos eléctricos estacionados frente a hoteles o casas que están enchufados mientras se cargan de energía. 

 

 

 

Positano, el lugar más cotizado de la Costa Amalfitana

Es la joya más pintoresca de la Costa Amalfitana y posee numerosos hoteles, pensiones, casas de huéspedes, bares y restaurantes con magníficas terrazas para observar el mar y los atardeceres.

No se puede negar que es un destino exclusivo y de lujo. Hay tiendas de todo tipo y algunas son muy sofisticadas. Los productos que más se destacan son las prendas de lino en colores pasteles como blancos, beige, ocres y azulados; las artesanías en cerámica en las que predomina el color amarillo en sus diferentes tonalidades y los limoncellos que producen localmente debido a la gran cantidad de limoneros que abundan en la zona.

Luego de caminar por la empinada calle de Positano, lo ideal es tomarse una pausa con un jugo de limón o un helado para refrescarse.

Hasta los años 50, era un lugar muy tranquilo pero gracias a la llegada de turistas con dinero provenientes de Europa y Estados Unidos, la suerte del pueblo comenzó a cambiar y en la actualidad es uno de los destinos más caros y exclusivos de Europa.

Algunos turistas prefieren no hacer noche en Positano y sólo recorrerlo durante el día, debido a que tanto hospedarse como sentarse a comer en los restaurantes es muy caro. Es una buena opción alternativa!

Playa Marina Grande

Es la playa más importante de Positano y está situada casi a los pies de la Iglesia principal que se destaca por su cúpula dorada.

Camino a la playa se pueden encontrar artistas callejeros en una estrecha callejuela y entre todos forman como una especie de galería de arte contemporáneo al aire libre, bajo un mismo techo de enredaderas naturales.

Para los turistas es un paseo imperdible bajar las escalinatas y los caminos angostos hasta la orilla y caminar por su playa con arena un poco gruesa y oscura; mirar las diversas tonalidades de turquesa del agua, más claro cuando en el fondo hay piedras y más oscuro cuando se trata de arena; y detenerse a observar hacia arriba del lado opuesto del mar para apreciar el pueblo de Positano que parece estar colgado de los acantilados. La playa es pequeña pero posee una zona comercial bastante activa con tiendas, bares y restaurantes.

      

Positano con bebés y/o niños 

No es el lugar ideal para viajar con bebés o niños debido a que la única calle de la ciudad presenta curvas y contracurvas muy empinadas lo que hace difícil empujar los cochecitos de bebés o cargarlos en brazos.

El hecho de que sólo exista una sóla calle para transitar la hace mucho más peligrosa que el resto de las calles de otras ciudades. No es un lugar seguro para que los niños caminen por allí ya que no existen veredas.

No hay espacios verdes como parques o plazas para que los niños puedan jugar, sólo en las playas. Pero para acceder a ellas hay que atravesar muchas callecitas de piedras angostas y escalinatas.

El servicio de autobús local de la empresa Sitabus es una opción económica para moverse por la ciudad y al resto de las localidades vecinas. Sólo hay que tener en cuenta que casi siempre van repletos y hay gente parada todo el tiemp y hay que sujetarse bien en las curvas y contracurvas.

En la ciudad, existen empresas que brindan servicio de remis o limo y que proveen sillas para bebés y niños ya que la utilización de estos es obligatorio.

No es imposible, pero se complica un poco a la hora de pasear por estos lugares con bebés y niños. Sólo hay que tenerlo en cuenta antes de armar el viaje.

 

 

Hay cuestiones que tanto los locales como los turistas comparten respecto del lugar, todos quedan maravillados con su geografía, no importa el tiempo en que uno permanezca allí, y a la vez todos terminan exhustos de ella; aunque los locales tengan más entrenamiento también se quejan de las subidas y bajadas a pie y del caos generado por el tránsito del lugar. Además, nadie termina por habituarse a los exorbitantes precios del lugar ni siquiera sus lugareños…

Este pequeño pueblo que hace más de un siglo era de pescadores y que hoy en día vive principalmente de la industria turística, no está exento de los riesgos sísmicos debido a las características geográficas propias del lugar. Y es muy inquietante pensar que tal vez, algún día su belleza pudiese llegar a ser interrumpida por la furia de la naturaleza sísmica.

 

Increíble lugar para comenzar una nueva década!!!