• facebook
  • instagram
  • twitter
  • youtube

Roma, Italia

Roma, un museo laberíntico al aire libre

Recién llegados al Aeropuerto de Roma, Fiumicino, tomamos un autobús de la empresa Bus Shuttle que nos dejó a pocas cuadras de nuestro hotel, cerca del Castillo Sant’angelo. Resultó ser una muy buena opción y económica, ya que evitamos contratar un servicio de taxi o remis que nos provea silla de niños para transitar en automóvil. Esta opción resultó ser buena, barata y cómoda.

 

Semana Santa en Roma

Cuando planificamos el viaje no tuvimos en cuenta que estaríamos en Roma durante Semana Santa, por lo que nos encontramos con muchísima cantidad de gente y un marcado incremento del control policial tanto municipal como federal.

Roma siempre está llena de turistas pero durante la Pascua puede resultar agobiante. Las colas de espera para acceder a los lugares turísticos más comunes como el Vaticano o el Coliseo se multiplican y también la cantidad de basura que se ve tirada en la ciudad.

Si el viaje se realiza por motivos religiosos valdrá la pena hacerlo durante esta época sino lo más conveniente será visitar la ciudad en otro momento.

Caminando Roma

Caminar es la mejor forma para recorrer esta “ciudad eterna”, como muchos la llaman. Caminar es la mejor manera de descubrir y explorar este centro arqueológico-urbano que es uno de los más interesantes del mundo.

Sólo para hacer los trayectos más largos se justifica tomar el transporte público o un taxi.

Durante todo el año el tránsito es caótico y abundan las motos, como en muchos otros lugares en Italia,debido a la falta de espacios para estacionar ya que las calles en su mayoría son laberintos muy angostos. El ruido ambiente y las bocinas se escuchan en todo momento.

 

La limpieza y el orden no son las características fuertes de Roma, ésto empeora con la cantidad de turistas que circulan constantemente por el centro de la ciudad y sus zonas turísticas.

La ciudad está repleta de iglesias de todos los tamaños, colores y estilos y de ferias y puestos callejeros con imágenes del Papa, del Vaticano y de motivos religiosos para todos los gustos.

Roma ofrece múltiples alternativas para todo tipo de presupuesto y paladares en cuanto a gastronomía se refiere. La comida italiana es una de las más sabrosas a nivel mundial y resulta difícil resistirse a la tentación de sus pizzas, pastas, dulces, gelatos, etc.

Vendedores ambulantes y artistas callejeros

Es muy común encontrarse con vendedores ambulantes y artistas callejeros en los destinos con más turistas en Roma. Aunque la mayoría de ellos no posee los permisos correspondientes para vender o realizar shows en las calles. Varias veces hemos visto a los vendedores ambulantes correr porque alguien les avisa que está por llegar la policía. También hemos sido testigos de la policía interrumpiendo espectáculos públicos y pidiendo pasaportes y documentaciones correspondientes a los artistas callejeros.

 

 

 

 

 

 

 

 

2 calles peatonales principales

Via del Corso Via dei Condoti son las 2 calles peatonales más conocidas y concurridas de la ciudad, en ellas se encuentran desde mimos, actores, payasos, magos y hasta músicos de excelente nivel artístico que sorprenden con sus shows de muy buen nivel.

Además hay tiendas de todo tipo pero las que más se destacan son las de renombre, sólo para deleitarse con la mirada o para hacer shopping a alto nivel.

Por el tipo de vestimenta se pueden distinguir a los turistas, quienes suelen ir más cómodos, de los italianos locales quienes visten de manera muy elegante, por lo menos, en el centro de la ciudad.

 

3 puentes imperdibles que atraviesan el Río Tíber

En general, los puentes poseen 2 funciones: pueden unir o separar. Depende que uso se haga de ellos… unen si se los recorre y se llega a destino; o separan si no se los atraviesa.

Roma está plagada de ellos para facilitar el cruce del Río Tíber de lado a lado.

 

1) Puente Sant’Angelo

Pegado al castillo Sant’Angelo se desprende el puente peatonal que lleva el mismo nombre y está custodiado con sus 10 ángeles que representan los símbolos de la Pasión de Jesús.

Desde allí se puede observar muy de cerca la Basílica de San Pedro ya que está a menos de 20 minutos caminando. Es el puente más cercano al Vaticano.

2) Puente Umberto I

Desde este puente se obtiene una vista panorámica muy buena de la ciudad de Roma con el Vaticano de fondo y el Palacio de Justicia que está ubicado en uno de los extremos del puente.

A diferencia de otros puentes, en él transitan vehículos por la calle y a la vez posee veredas a ambos extremos para la circulación de peatones.

3) Puente Sisto

De los 3 puentes que mencionamos es el que está más alejado del Vaticano.

Este puente peatonal tuvo muchos nombres a lo largo de la historia pero es mayormente conocido como Puente Sisto debido a que fue el Papa Sixto IV quien mando a reconstruirlo.

Nosotros lo atravesamos para llegar al barrio Trastevere.

Plaza España y sus 135 escalinatas

Es una de las plazas más conocidas y concurridas de Roma, es un espacio público, gratuito y famoso por su enorme escalinata de 135 escalones y por la Fuente de la Barcaza que se encuentra a sus pies.

En algunos momentos del año se viste de gala para dar lugar a un desfile de moda muy importante para la ciudad.

Una de las calles que desemboca en esta plaza es Via dei Condotti muy conocida en Roma por sus exclusivas tiendas para ir de compras: Hermes, Bvlgari, Louis Vuitton, Burberry, Rolex, Armani, entre otros.

Plaza Navona

Esta plaza rectangular es uno de los espacios urbanos más importantes de la ciudad por estar siempre repleta de vida social, cultural y turística. En ella, se pueden apreciar esculturas, fuentes y edificios de gran valor artístico e histórico. Es un espacio público y gratuito.

En ella se destacan 3 grandes Fuentes con trabajos escultóricos bellísimos. La más importante es de la época barroca y está ubicada en el centro, llamada la Fuente de los 4 Ríos, debido a los 4 grandes ríos del mundo conocidos en ese entonces, Nilo (África), Ganges (Asia), Danubio (Europa) y Río de la Plata (América).

Durante la Antigua Roma funcionó allí un estadio para competencias deportivas y combates de gladiadores.

Aunque sea costoso, merece la pena tomarse un cafecito en algunos de los bares del lugar para contemplar todo lo que acontece allí, ya que es uno de los sitios más interesantes de Europa.

La plaza y sus alrededores suelen estar colmados de artistas callejeros de muy buen nivel: violinistas, guitarristas, pintores, etc.

(Agregar video violín)

La Fontana Di Trevi

Con sus 40 metros de frente es una de las fuentes más bellas e importantes a nivel mundial. Sus orígenes se remontan a la época del Barroco.

No hay que pagar para acceder a ella, es gratis. Está en el medio de la ciudad, como quien diría, a la vuelta de la esquina y es bastante difícil ubicarla ya que las calles de Roma son un laberinto.

Es casi imposible tomar fotografías de la fuente de manera completa ya que está en un lugar pequeño. No hay espacio para retroceder y sacar una foto panorámica en toda su magnitud. En todo horario está repleto de turistas por lo que resulta complicado tomar una fotografía sin gente alrededor. Durante la noche, está muy bien iluminada y es un paisaje digno de ver.

La leyenda dice que hay que lanzar una moneda de espaldas a la misma para regresar nuevamente. A pesar de que era nuestra 2da visita a Roma, volvimos a arrojar la moneda para regresar por 3era vez, ya que se nos cumplió el deseo cuando arrojamos las monedas por 1era vez. Veremos que sucede esta vez…

Trastévere: un barrio carismático

Este bario está lleno de lugares escondidos, carismáticos y encantadores, como plazas, iglesias, bares y restaurantes que dan forma a este vecindario histórico de Roma.

Posee características similares al centro de la ciudad: callecitas empedadas y sin veredas, con motos, autos, bicicletas y peatones todos transitando por el mismo lugar. Vale la pena detenerse a almorzar o cenar en este barrio.

El Coliseo Romano

Es el ícono de Roma por excelencia, fue declarado Patrimonio de la Humanidad y forma parte de una de las 7 maravillas del mundo.

Se pueden tomar fotos desde muchos ángulos del exterior del edificio pero para ingresar hay que abonar ticket de entrada.

En nuestros días las películas de Hollywood lo hicieron aún más famoso pero en la Antigüedad se lo conocía como el Anfiteatro Flavio, debido a que fue construido por la dinastía de emperadores Flavio en el siglo I. Con una capacidad para más de 65.000 espectadores se llenaba debido a que en él se desarrollaban espectáculos múltiples como las peleas de gladiadores, recreaciones de batallas y hasta ejecuciones, entre otros.

Aunque con el paso de los años el edificio ha sufrido varios deterioros debido a desastres naturales y saqueos, actualmente aún se puede apreciar tanto desde afuera como desde adentro su gran magnitud reflejando la grandeza de lo que fue el Imperio Romano en sus mejores tiempos.

Foro Romano, vestigios de la Antigua ciudad de Roma

Debido a que está ubicado como en una especie de pozo y en el medio de la ciudad de Roma, algunas partes se pueden ver desde los alrededores y sin pagar la entrada. Pero para apreciarlo en su magnitud hay que abonar el ticket de ingreso.

El Foro Romano representa los vestigios de la antigua ciudad de Roma, era un espacio público donde sus ciudadanos desarrollaban su vida social, plazas, iglesias, mercados, etc. En la actualidad se pueden apreciar las ruinas en un estado bastante preservado de lo que en la Antigua Roma fueron templos, plazas, edificios de gobierno, iglesias, palacios, etc. En algunos casos sólo quedan arcos y columnas pero es muy digno de apreciar y aún nos dan una idea de lo que la ciudad pudo llegar a ser durante sus días de esplendor.

Monumento Il Vittoriano

Este gigante monumento de mármol blanco fue realizado en honor del 1er rey de la Italia unificada, Víctor erManuel II. Por lo tanto, también se lo conoce como el monumento nacional a Víctor Manuel o Altar de la Patria. Está ubicado frente a la Piazza Venezia.

Para subir a la terraza y tomar una de las mejores fotos panorámicas de Roma sí hay que abonar ticket de entrada, pero vale la pena!

Castillo Sant’Angelo

Es un monumento romano ubicado a orillas del río Tíber y a unos pocos metros de la ciudad del Vaticano. También se lo conoce como el Mausoleo de Adriano.

A través de la historia tuvo diferentes usos: mausoleo personal y familiar, edificio militar, cárcel, palacio, refugio de varios Papas hasta convertirse en un museo que funciona en nuestros días. Para ingresar al museo hay que abonar entrada.

La mejor opción desde allí para llegar a la Plaza San Pedro es caminar (15 – 20 minutos) por Via della Conciliazione, mientras se observa la Basílica de San Pedro de fondo.

El país más pequeño del mundo: el Vaticano

Este pequeño país es tan famoso que se convirtió en uno de los luagres más visitados de Roma; no sólo por los fieles católicos sino también por la sociedad en general. Todos aprecian el gran valor histórico y artístico que poseen los edificios que lo componen.

La entrada a la Plaza San Pedro y a la Basílica es gratuita, pero no al resto de los destinos dentro de la ciudad del Vaticano, como ser, los Museos Vaticanos y la Capilla Sixtina.

 

Plaza San Pedro

Es una plaza con forma de trapecio, se la considera un espacio “cerrado y abierto al mismo tiempo” debido a la larga secuencia de columnas que hay en el lugar.

Siempre está llena de turistas y de fieles y esta cifra aumenta más aún durante las fechas más importantes para el catolicismo.

Basílica de San Pedro

Es el templo católico por excelencia y uno de los lugares más sagrados del catolicismo. Allí reside la máxima figura de la religión católica, el Papa, cabeza visible de la iglesia católica.

La basílica se encuentra situada sobre el lugar de entierro de San Pedro, que fue uno de los 12 apóstoles de Jesús de Nazaret.

Para ingresar a ella y al resto de los recintos del Vaticano se requiere vestimenta apropiada, no se pueden mostrar hombros o piernas arriba de la rodilla.

Compra de entradas

El Foro Romano, los Museos Vaticanos, la Capilla Sixtina y el Coliseo son los íconos más importante de Roma y por lo tanto, siempre están repletos de visitantes. Para ingresar en ellos es conveniente comprar el ticket de entrada online o ir con varias horas de anticipación y mucha paciencia.

Aunque la entrada a la Basílica de San Pedro es gratuita, se forman largas colas en el control de seguridad de acceso situado en la Plaza San Pedro, por lo que una opción muy recomendable es reservar el ticket con antelación.

Roma con bebés y/o niños

El centro de Roma no es un buen lugar para pasear con bebés y o niños, todo se complica en esta ciudad antigua, las calles son angostas, empedradas, por momentos sin veredas y además el tráfico es caótico. Empujar los cochecitos de bebés no es tarea fácil en Roma.

Por todos lados hay gente, en todas las épocas del año por lo que es bastante ruidoso y siempre hay tumultos de gente, ni hablar durante la Semana Santa.

Hay lugares que visitarlos pueden resultar ser todo un fastidio y existen pocos parques y espacios verdes para que los niños jueguen.

Son varias las ocasiones en que hay que plegar el cochecito de bebé: durante los controles de seguridad para ingresar a los lugares más importantes y concurridos y en los monumentos históricos existen tramos que no tienen ascensores y hay que hacerlos por escaleras. Si el bebé tiene pocos meses, puede resultar más cómodo llevarlo en la mochila para portar bebés y dejar el cochecito o carriola en el hotel.

 

 

Quién no recuerda los libros de Historia con las fotografías de la Antigua Roma? Es increíble la sensación de estar pisando Roma, ser testigos de tanta historia pero en vivo y en directo. Es como estar realizando un viaje al pasado y observar la enorme huella que la civilización romana ha dejado y que llega aún hasta nuestros días, como por ejemplo el origen del Cristianismo y del Derecho Romano.

Es aconsejable recorrer la ciudad no sólo durante el día sino también de noche ya la imagen de la ciudad es diferente a la luz de la luna, con las luces artificiales iluminando sus monumentos, el paisaje se torna completamente diferente pero muy atractivo.

 

Para los amantes de la historia, Roma es el lugar ideal!